Soy María Cecilia Meade

Soy María Cecilia Meade (mi historia)

Esposa de un hombre admirable, madre de dos hijos maravillosos y tres nietos increíbles.

Soy especialista en dirección del hogar y educación familiar, y te comparto mi experiencia y conocimientos para que, a través de soluciones sencillas, logres organizar tu casa y tu vida, pues en un entornoestructurado y en armonía se vive con mayor bienestar, disfrute y en un ambiente que facilita la comunicación y el encuentro con nosotros mismos.

Esto lo hago a través de conferencias, cursos, talleres y asesorías personalizadas en los siguientes temas: orden y organización,economía familiar, hospitalidad y protocolo, que ofrecen accionespara desenvolverse mejoren el mundo actual, tanto a personas que viven solas y familias completas,como a pequeñas empresas.

HISTORIA PERSONAL

Estudié la licenciatura en administración de instituciones y aprendí cómo operan los servicios de hoteles, hospitales, comedores, restaurantes y diferentes empresas especializadas en hospedaje y alimentación. Cuando me casé me di cuenta de que una casa se podía manejar igual que esas grandes corporaciones, solo que en pequeña escala, y me encantó la idea.Descubrí las ventajas:esos conocimientos y herramientas¡realmente funcionaban! Con esa convicción decidí hacer mi tesis sobre dirección del hogar, perose presentó la oportunidad de vivir fuera de la Ciudad de Méxicoy, como en esa época no había internet, opté porcambiar el tema por uno que requirierasolo investigación histórica.Mi tesis versó entonces sobre la cocina mexicana a través de los siglos, lo que me dio oportunidad de adentrarme y enamorarme de la cultura gastronómicanacional.

Al regresar a la capital del país entré a trabajar al Grupo Lanzagorta, y un año después me ascendieron al puesto degerente administrativo del Centro de Capacitación, donde aprendí cómo funcionaba unaunidad deesta naturaleza y, al mismo tiempo,a organizar cursos y eventosacadémicos en un entorno de hospitalidad.

Poco después me embaracé de mi primera hija, y como el trabajo me demandaba jornadas muy largas, renuncié para buscar una actividad compatible con mi nuevo rol de mamá.Entonces me hablaron de una organizaciónllamada Estudios de Administración Aplicada (Edac), que había iniciado recientementey se dedicaba a dar materias sobremanejo del hogar con profesoras egresadas dela Escuela de Administración de Instituciones(ESDAI), donde yo había estudiado.

En el Edaccolaboré en la creación y desarrollo de diversoscontenidos y programas sobre distintos aspectos de la administración del hogar.Los cursos se impartían básicamente en la Ciudad de México, aunque ocasionalmente se daban también en el interior del país.Gracias al apoyo de mi mamá, que cuidó ami hija, pude viajar ocasionalmente y durantedos años tuve apariciones en el programa televisivoVida diaria.

Nació mi segundo hijo y seguí trabajando en Edac, perocomo necesitaba más ingresos emprendí un negocio de banquetes,Le Petit Chef,dondeatendínumerosos eventos con mucho éxito yexcelentes ganancias económicas.Sin embargo, una vez más me percatéde que ese trabajo tampoco era compatible con una familia que tenía niños pequeños y un esposo médico con guardias frecuentes en el hospital, pues enaquellos añosestudiaba una especialidad.

De esta suerte,continúe con lo que más me apasiona, que es dar clases sobredirección del hogar y familia, alternándolo con la publicación de artículos en diversos medios.Para completar mi formación, que era más administrativa, estudié para ser orientadora familiar por la Universidad de Navarra, con el privilegio de haber tenido en diversas ocasiones,como profesores presenciales, a los fundadores de dicho organismo en España. Posteriormente,ante la necesidad de prepararme mejorpara desempeñar el papel de madre, me inscribí en Loma Orientadores Familiares.

Simultáneamente tuve el privilegio de que Patricia Bueno de Ariztegui,magnífica editoraque en aquellos años dirigía la revista Hogar y Vida,me invitara a escribir sobre mis temas, lo que me hizo aprender sobrediversos tópicos.Aquella publicaciónsobresalía por su alta calidad y excelentes contenidos.

El tiempo nos llevó a mi familia y a mía dejar la colonia Condesa para vivir enLa Herradura, en el Estado de México. En ese tiempo, condos amigas que compartíanmis mismas inquietudes,creamos una pequeña institución con el nombre de Centro de Estudios sobre el Hogar y la Familia, A.C., conocidocomo Cede,donde impartimos cursos sobredirección del hogary formación de orientadores familiares. Ello ocurrióa través dela fundación Loma,A.C., donde sumamosclases de cocina y cultura a lo largo de cinco años más

1985 y después

Una vez más Dios quiso otra cosa de mí, y necesitamos trasladarnos a vivir al sur de la ciudad, ya que miesposo fuecambiado del Centro Médico Nacional, dañado seriamente por el sismo del 19 de septiembre de 1985, al Hospital del IMSS de Villa Coapa. Posteriormente abrió un consultorio en el Hospital Ángeles del Pedregal, así que debido a las distancias fue necesario cerrar la Cede y contemplar nuevos horizontes.

Por fortuna, Gaby Vargas reconocida autora de temas sobreimagen,me llamó para dar clases de etiqueta y protocolo en su empresa, Diseño Facial, y colaboré con ella varios años impartiendo cursos a diversas empresas de diferentes rangos y giros.

ESDAI durante 16 años

En 1993 la directora del ESDAI, Dra. Carmela Ramos,me invitó a integrarme a esa institución para hacerme cargo de la División de Estudios para la Familia.Ahí colaboré16 años frente aese departamento,que con el tiempo pasó a ser deeducación continúa, y comprendía diferentes especialidades: servicios de hospitalidad, gastronomía y diplomados endirección del hogar,desarrollo humano,asignaturas para abuelas jóvenes y un sinnúmero de materias cortas culinarias, como latradicionalNavidad.Posteriormente llegó la Dra. Esmeralda Chalita, y gracias alimpulso y a la excelente dirección, que recibimos por parte de ella llevamos estos cursos a varias partes de México y convertimos los diplomados en especialidades.

En esa época escribí el libro Cuando el dinero nos alcance,publicado por Editorial Trillas, que me obligó dar conferencias y entrevistas en diferentes medios de comunicación.La idea era ayudar a las familias a organizar su economía, especialmente porque en México atravesamos en aquel momentopor sucesivas crisis económicas.

Patricia Bueno de Arizteguime llamó nuevamente, esta vez paraescribir en una revista que ella fundó, Nupcias,como titular de la sección Etiqueta y protocolo;publiqué más de 40 artículos.Y por ese tiempo la revista Kename pidió desarrollar un especial de la revista:“Guía para recibir bien”.

Una experiencia dolorosa ocurrió cuando la Universidad Panamericana decidió cerrar el área de formación de la mujer.Ello me produjo un gran vacío, porque esta labor me permitía llegar a numerosas mujeres para darle sentido a su misión y desarrollar conocimientos para conducir mejor sus hogares y hacer más felices a sus familias. No obstante, sé que todaslas vueltas de la vida son para bien.

Despuésdel cierre de esedepartamentocolaboré en instituciones como el Instituto Nacional de Madres Profesionistas (Inamap) posteriormente en Construye, Observatorio para la Mujer de América Latina y el Caribe, A.C., organización hoy desaparecida.
Mi pasión por estudiar y estar permanentemente actualizada me ha llevado,en los últimos años,a cursar una maestría en educación en la Universidad Panamericanay, recientemente, un diplomado en la Universidad Anáhuac sobre Coaching y Comunicación Familiar. También por esa época, con una amiga,diseñéel diplomado Mujer en Armonía, que impartimos en distintos colegios yempresas, adaptándolopara distintos niveles socioeconómicos y necesidades.Por ejemplo,lo mismo dimos clasesa asesoras de productos de bellezaquea mamás con hijos en la escuela.

Con la intenciónde comunicar mis conocimientos a más personas hecreado este sitio web ycontinúo publicando en las revistasExperiencia Gourmet y Delicias de la Cocina, ambasde la tienda departamental Liverpool.

Actualmente

Soy escritora, conferencista y permanezco fiela mi gran pasión por los temas del hogar y la familia.Estoy consciente de quesiempre estarán vigentes, y de que hoy más que nunca las personas desean ver sus casascomo el faro que iluminasuexistencia después de largas horas de trabajo y estrés.Sigo convencida de que el hogar es el hábitat propio del ser humano para vivir y convivir,y para lograrlo se requiere unaadministración moderna y práctica, que aprovechelos avances de la tecnología,apliquecriterios ecológicos y utilice sistemas para organizarlo y optimizar tiempo, recursosyayuda, porque cada casa es única, con necesidades y medioseconómicos diferentes, que es necesariomanejar sabiamente, pero que sin duda vale la pena hacerlo para tener un verdadero hogar.